¡Más vale prevenir que curar! Diariamente, ciertas acciones pueden ayudarte a evitar un ataque cibernético. Haz tus actualizaciones regularmente: Windows y Mac ofrecen a menudo actualizaciones del sistema operativo, corrigiendo ciertos fallos de seguridad. Es esencial que su ordenador funcione con la última versión. Estén atentos: el software antivirus más efectivo es la precaución. Nunca descargue archivos de sitios dudosos, o archivos adjuntos de fuentes desconocidas. Haga una copia de seguridad de sus datos: Recuerde hacer regularmente una copia de seguridad de sus documentos en un disco duro externo. Si el malware compromete el contenido de su PC, ¡se sentirá aliviado de no perderlo todo!