Algunos fabricantes argumentan que la medición más precisa se realiza a primera hora de la tarde. A veces es difícil de pesar a esta hora (y especialmente en las mismas condiciones), así que le sugerimos que lo haga por la mañana. Esperamos al menos 15 minutos después de saltar de la cama (y después de orinar) para que la distribución del agua corporal sea más representativa.